Datos de Bengala
[Ver las 7 fotos de Bengala] [Añadir Foto]
  INFORMACIÓN GENERAL DE Bengala
 Otros nombres: Bengalí  Raza  Bengala
 Tipo  Gatos Orígen  Desconocido
 Tamaño   Peso Máximo  9 Kg.
 Reproducción  Viviparo Clasificación  Mamiferos
Aunque parezca sorprendente, este gato es un gran nadador. Esta cualidad, insólita en la mayoría de los gatos domésticos, es una herencia genética legada por su antepasado salvaje, que se caracteriza por sus grandes cualidades de pescador y nadador.
Los huesos del Bengalí son pesados, son musculosos y su estructura es muy robusta. Es un gato de gran tamaño, con unas dimensiones de hasta ocho o nueve kilos en los machos, mientras que las hembras sólo alcanzan los tres kilos y medio. La cola de este felino, es gruesa y de tamaño medio con cuartos traseros más elevados. La cabeza es ancha, redondeada y levemente acuñada y las mandíbulas son fuertes y anchas. La nariz ancha y larga y de piel color teja y está perfilada con una delgada línea negra. Las orejas pequeñas, como las del leopardo asiático, ya que se busca fiereza en su aspecto. El bengalí tiene unos ojos dignos de mencionar: su color es amarillo verdoso y su forma es almendrada. El manto y el pelo del bengalí son los motivos de la creación de esta raza y, por ello cabe profundizar en su peculiaridad. Su pelo se aplasta sobre el cuerpo y es corto, suave y espeso, a la vez que delicado. Como consejo, es recomendable pasarle un paño por el manto para que el pelo no se quede apelmazado.

El bengalí es una de las pocas razas que puede tener como único tipo de manto el atigrado. El color de base si que puede variar de tonalidades: marfil, crema, amarillo, dorado y naranja. También puede variar la tonalidad de las manchas del manto ya que pueden oscilar entre el negro, el chocolate o el canela. Lo que si es obligatorio por el estándar son la punta negra de la cola, las almohadillas plantares y el abdomen, que debe estar moteado. 
Clic aquí para añadir una descripción de Bengala...)
  HISTORIA DEL BENGALA
La raza de los gatos bengalíes son el resultado de cruzar ejemplares de gato doméstico con ejemplares salvajes de Gatos Leopardos Asiáticos (Felis Bengalensis). E.E.U.U. ha sido la pionera de esta fantástica raza de gatos bengalies. El objetivo fue crear un gato más similar en apariencia al Felis Bengalensis, pero con el temperamento de un gato doméstico. El primer cruce registrado fue en 1963 realizado por Jean S. Mill fruto de la casualidad, entre un macho de pelo corto de color negro con su hembra felis bengalensis.

Se empezó a experimentar con esta raza Bengali durante la década de los 60. En los años 70 se hicieron investigaciones en la Universidad de California sobre los híbridos resultantes entre los felis bengalensis y los gatos comunes. Los resultados aparentes indicaban que tenían inmunidad parcial a la leucemia felina. Los gatitos bengalies que surgieron de estos estudios los adquirió Jean Mill y en 1985 los exhibió por primera vez ante el mundo en una exposición, compitiendo en la categoría de Nueva Raza y Clase Color. El público que asistió quedó atónito de tan hermosa y cariñosa raza bengalí.

Gato Leopardo Asiático Felis Bengalensis.

El gato leopardo de Asia, del cual provienen los gatos bengalies, (llamado Felis Bengalensis o Prionailuros Bengalensis), pesa entre 3 y 5 kgs., siendo los machos más grandes que las hembras. El felis bengalensis se puede encontrar en las selvas y bosques del sur de Asia, India, China, Corea, Singapur, Taiwan, Filipinas, Borneo y Tailandia, entre otros lugares e islas. Esta especie es muy atractiva y esbelta. Las patas traseras son un poco más largas que las delanteras, su cuerpo es largo y estilizado. La cabeza es pequeña y las orejas redondas y negras, teniendo una mancha blanca triangular en la parte posterior llamado ocelli, característica de esta raza.

El dibujo en la cabeza, cuello y hombros está definido por unas rayas de color negro o marrón rojizo; y en el cuerpo por unas manchas, y en otros ejemplares por rosetas. Estas machas están separadas entre ellas y alineadas horizontalmente en el resto del cuerpo. La cola tiene unos anillos que la circunvalan, siendo la punta de color negro. El fondo de su pelo puede variar desde beige hasta naranja e incluso gris, dependiendo de la zona de hábitat. La barbilla, vientre e interior de las patas son de color blanco con manchas negras.

El felis bengalensis fue el tipo de felino salvaje ideal para dar luz a la raza de gatos bengalies, ya que su genética era compatible con la de los gatos domésticos. Al principio se utilizaron varias razas de gatos domésticos para realizar los cruces iniciales, tales como los Ocicat, Abisinio, Bombay y el British Shortair. Pero sin duda, la raza predilecta para los cruces iniciales fue el Mau Egipcio, ya que tenía menor cantidad de genes recesivos en comparación con las otras razas de gatos domésticos que importaban ciertos defectos que se tuvieron que ir puliendo con los años.

En la actualidad, al disponer de la raza bengalí tan desarrollada y avanzada respecto a sus inicios, los criadores que crían de los Gatos Leopardos Asiáticos utilizan a bengalíes puros para sus cruces, de este modo se enfatizan más los rasgos salvajes del Gato Leopardo Asiático. De todos modos, la raza bengalí ha llegado a niveles de calidad extrema en cuanto a sus rosetas, que ofrecen un diseño incluso superior al que está presente en los Asiáticos, y tan solo con cruzar entre los mejores ejemplares ya se va consiguiendo mayor perfección, sin tener que volver al Gato Leopardo Asiático.

Los felis bengalensis son gatos muy tímidos y esquivos. Viven en los árboles, cuevas y bajo las raíces de grandes árboles. Son criaturas noctámbulas, siendo muy activas al anochecer. Su hábitat preferido es el bosque y la selva, siempre cerca del agua., cazan pájaros, ardillas y ratones.

Las camadas pueden ser de dos o tres crías y se cree que viven en parejas. En cautividad son muy difíciles de domar porque son nerviosos y tímidos, generalmente no son buenos animales de compañía, tolerando a las personas, únicamente, como proveedores de alimentos.

Los gatos bengalies han heredado ese "amor al agua", los movimientos corriendo de un lado al otro en espera de la comida (por ejemplo, cuando habréis visto en películas o en los zoos, cuando traen comida a los tigres y leones que se les ve en las jaulas caminando de un lado de la jaula al otro, y viceversa), etc... Que no son más que actitudes heredadas que vemos en los gatos bengalíes que son indicativos de un origen salvaje, pero es admirable el contraste que nos ofrece su carácter totalmente dócil.

Clic aquí para añadir una historia de Bengala...)
Los rasgos más destacables de su carácter son su gran hiperactividad y curiosidad, al igual que sus insaciables ganas de juguetear y su sociabilidad.

Aunque su origen se encuentra en un gato salvaje (el Felis Bengalensis, un tipo de leopardo pequeño), el gato bengalí es cariñoso y muy cercano a su dueño, suelen seguirte por la casa, te esperan a la puerta cuando vuelves del trabajo, etc. Esto se debe a que la raza bengalí se concibe a partir de la cuarta generación de cruces que parten del Felis Bengalensis. Las primeras tres generaciones (F1, F2, F3) de gatos que intervienen en los cruces iniciales se entienden como ejemplares fundacionales. Los bebés que nacen no tienen la clasificación oficial de "gato bengalí", por lo que no se deben vender como "gatos bengalíes", ni hablar de ellos como gatos bengalíes, sino utilizando la clase correspondiente a F1, F2, F3. Es cierto que los bebés resultantes de los cruces iniciales (F1, F2, F3) pueden ser algo impredecibles y mostrar instintos típicos del Felis Bengalensis, pero también hay casos de bebés que crecieron de biberón, y son totalmente sociables y cariñosos a más no poder.

Volviendo entonces al Gato Bengalí, debido a que son ya bebés a partir de la cuarta generación del cruce inicial, y por norma general las madres están totalmente sociabilizadas, y a que normalmente los bebés crecen dentro de casa y están acostumbrados al contacto humano desde el principio, no hay motivo por el cual presenten alteraciones de carácter salvaje cuando conviven como mascota (castrados) en nuestro hogar.

Obviamente los machos enteros (y algunas hembras enteras) que están en un programa de cría es mejor que tengan una separación, ya que actúan como cualquier otro tipo de gato entero.

Una vez que el Gato Bengalí se ha adaptado a su nueva casa, es sociable y se hace amigo de otras mascotas que tengamos; ya sean gatos, perros, hasta de hurones. Su curiosidad es insaciable e inspeccionarán todo para tenerlo bajo control, su astucia e inteligencia les mantiene siempre alerta sobre todo si tiene que ver con su estómago; no perderán ningún segundo ante el descuido del dueño que deja un filete de ternera sobre la encimera para cocinar, o cualquier otra cosa que les cautive. Su cercanía a la familia siempre le impulsará a buscar a su dueño, esperarlo a la ventana o la puerta cuando sabe que vuelve, a dormir en los lugares más cómodos y calentitos, a visitaros cuando estáis descansando en el sofá, a acurrucarse con vosotros acompañado de su ronroneo, etc. Su hiperactividad os regalará innumerables momentos de risas cuando se sobresalte por cualquier cosa y eso le haga saltar en el aire haciendo una acrobacia increíble, correteando como un Formula 1 por los pasillos, trepando por donde pueda para colocarse en lo más alto y gozar de vistas amplias, etc. Se convierte en una parte fundamental de la vida de una persona, pareja o familia.

Concluimos este apartado afirmando que el gato bengalí es una raza única porque combina un pelaje salvaje con un carácter activo, sociable, juguetón y cariñoso. Es una raza pensada para aquellas personas que siempre han soñado poder tener contacto con un felino salvaje, el gato bengalí es lo que más nos puede acercar a ese anhelo que muchas personas llevamos por dentro.
Clic aquí para añadir un comportamiento de Bengala...)
  CUIDADOS DEL BENGALA
El gato Bengalí no necesita una atención demasiado meticulosa, por su pelaje corto, bastaría con cepillarlo de vez en cuando para mantener el pelaje brillante y también para evitar la acumulación de pelo muerto.
Clic aquí para añadir un cuidado de Bengala...)
Aunque no es habitual, pueden aparecer cuadros puntuales de inestabilidad emocional. Esto es debido a sus genes primarios más salvajes.
Clic aquí para añadir una enfermedad de Bengala...)
Si tienes alguna foto, imagen o fondo de escritorio de Bengala y deseas compartirlo con nosotros, envíanoslo y lo publicaremos para que todos puedan verlo y compartirlo, sólo son válidas las imágenes en formato jpg y no más de 2 MB de tamaño. Las imágenes sólo serán aceptadas si son parte clara de la imagen en cuestión.

Foto a subir:
Si le gusta que otras personas vean tu animal favorito, puede recomendárselo a un amigo escribiendo tu nombre y el email del amigo.
Tu nombre: Email del amigo:
caballo , pseudalopex vetulus , COCODRILO , tigrillo , triceratops , amblyrhynchus cristatu , Loro , otterhound , hÁmster ruso , basset , pajaro , baryonyx , Pequeño brabanzón , MONO , amblyrhynchus cristatus , Sabueso de Bosnia de pelo cerdoso , ninfa , ARAÑAS , monos , pejeverde , delfín , Maine Coon , irish soft coated wheaten terrier , viuda negra , tigre de bengala , styracosaurus , ballena , Pequeño Perro León , alcon , bichon maltes , LEON , Perdiguero portugues , Thai , foca , holandés , zwergspitz , LAGARTIJA , kronosaurus , murcielago , pastor catalan , oviraptor , AKITA , UTAHRAPTOR , abisinio , HAMSTER RUSO , pitz , Serengeti , Naashoibitosaurus , gasparinisaura ,
  TIPOS DE ANIMALES

Perros

Gatos

Pájaros

Conejos

Peces

Tortugas

Salamandras

Ranas

Liebres

Dinosaurios

Reptiles

Tiburones

Delfines

Ballenas

Felinos

Arañas

Hamsters

Camaleones

Caballos

Ponis

Otros
HGM Network.com || Todos los derechos reservados